Suelo vinílico de click o autoadhesivo, ¿cuál elegir?

pavimento-de-vinilo

Suelo vinílico de click o autoadhesivo, ¿cuál elegir?

En los últimos años, los suelos vinílicos se han posicionado como los preferidos para colocar en hogares, comercios, o colegios. Esto se debe a que se han realizado notables mejoras en sus materiales y sistemas de fabricación, dándoles propiedades muy beneficiosas para todo tipo de ambientes.

Existen gran variedad de diseños de suelos vinílicos, pero, de manera general, se muestra en dos formas que tienen que ver con su estructura general y modo de instalación: son el suelo vinílico de click o autoadhesivo.

Ambos poseen los beneficios de ser vinílicos, pero, a la hora de escoger, siempre surge la duda de elegir entre el suelo vinílico de click o el autoadhesivo. Por esta razón, hemos preparado este post para ayudarte a elegir entre estos dos excelentes suelos.

Factores a tener en cuenta para elegir entre suelo vinílico de click o autoadhesivo

Todo depende de lo que quieras, ya que ambas son buenas opciones, pero, para elegir entre un suelo vinílico de click o autoadhesivo, se deben conocer bien ambos. A continuación, haremos una serie de comparaciones para que puedas determinar el que más te convenga o cubra tus necesidades.

suelo-vinílico

Suelo vinílico de click

Estos son elaborados con los más altos estándares actuales y sus materiales de fabricación son de primera calidad y de última generación. Además, ofrece una gran variedad de beneficios, entre ellos, poder adecuarlo a ambientes modernos e innovadores.

Una de sus mayores virtudes es su sistema de instalación por medio de un sistema de click, adaptado siguiendo como referencia el del suelo laminado. Para su colocación, se pone una capa niveladora o subsuelo, que sirve como soporte y aislante; esta es totalmente adaptable a cualquier tipo de lugar: hogares, oficinas o establecimientos comerciales.

Suelo vinílico autoadhesivo

Son fabricados con materiales muy duraderos y su mayor fortaleza es la facilidad de su instalación, ya que, para realizarla, solo debes medir y realizar los cortes que sean necesarios para adaptarlos a las dimensiones requeridas.

Posee una cinta adhesiva en la parte inferior, que será colocada directamente sobre la superficie para lograr una instalación completa. Son bastante resistentes y se pueden instalar en casi todo tipo de ambientes, incluso donde pasen muchas personas, tales como centros comerciales o supermercados, entre otros.

Criterios que te ayudarán a elegir entre suelo vinílico de click o autoadhesivo

Más que diferencias entre ambos tipos de suelo, te traemos una serie de criterios a tener en cuenta para que puedas escoger entre suelo vinílico de click o autoadhesivo. Aunque claro está, todo dependerá de tus necesidades, preferencias o posibilidades.

Anclaje al suelo

En el caso del suelo vinílico de click, este no va anclado al suelo, ya que es un sistema flotante por su capa inferior de nivelación. Esta característica podría resultar algo complicado en ambientes sanitarios, ya que son suelos con cierto grosos por su sistema multicapas y, a la hora de colocarlos alrededor de los muebles de baño, reduciría la altura de las mismas, creando cierta variación espacial.

instalación-suelo-de-vinilo

Por otro lado, no se recomienda reinstalar las piezas de baño sobre el suelo vinílico de click, ya que puede crear inestabilidad y dilatarse. Además, se tendría que contar con personal muy especializado para poder logar una instalación efectiva y segura.

En cuanto a los suelos vinílicos autoadhesivos, basta con realizar el corte de los mismos, adaptando su forma y tamaño a lo requerido, ya que su grosor no causa ninguna alteración espacial. En esta comparación entre suelo vinílico click o autoadhesivo, el segundo se llevaría el punto a favor.

Propiedad aislante

Tiene mucho que ver con las temperaturas en los suelos, ya sea suelo vinílico de click o autoadhesivo. El suelo vinílico autoadhesivo es la mitad de delgado que el suelo vinílico de click, por lo que el paso de la temperatura sobre ellos es mayor.

Es decir, la sensación de frialdad de un suelo vinílico autoadhesivo es mucho más significativa que la de los de click, ya que estos últimos poseen una capa aislante en su parte inferior. De esta manera, el segundo sale favorecido en la elección.

Uso de rodapié

En al caso de suelos vinílicos de click, el uso de un rodapié es indispensable debido a que su instalación debe realizarse a una distancia de, por lo menos, 0,5 centímetros de la pared; esto para evitar su apoyo directo y prevenir posibles deformaciones. Por ello, para cubrir estos espacios se usa el rodapié.

Los suelos vinílicos autoadhesivos, por su parte, no necesitan rodapié, ya que son bastante delgados y pueden estar en contacto directo con la pared; así, se realiza el sellado final con silicona u otro elemento similar. De esta manera, queda a criterio si necesitas o no rodapié, o si te gusta su uso o no. Eso te ayudará a decidir entre un suelo vinílico de click o autoadhesivo.

Preparativos previos

En el caso de los preparativos previos, suelen ser mayores para los suelos vinílicos autoadhesivos. Esto se debe a que, por el hecho de ser más delgados y estar colocados directamente sobre el pavimento, suelen tomar o adquirir los posibles desniveles de las superficies. Así mismo, cuando se van a colocar sobre suelos como azulejos, hay que aplicar con antelación algún tipo de elemento para nivelar.

Por otra parte, hay superficies sumamente lisas que no permiten bien la adhesión de las láminas. Para ello, hay que usar algún tipo de imprimación para el fijado adicional antes de colocar los suelos vinílicos autoadhesivos.

Por su parte, la preparación de superficies para los suelos vinílicos de click es menor, ya que estos no tienen contacto directo con el pavimento, y el espesor de sus láminas es suficiente para absorber las irregularidades en la mayoría de los casos.

suelo-de-vinilo-con-plantas

Instalación

En el caso de los suelos vinílicos de click, la instalación suele ser un poco más complicada debido al grosor de los materiales. Por ejemplo, para poder colocarlos en puertas, es necesario hacerle un cepillado o recorte tanto a los a los marcos como a las mismas.

En cambio, los suelos vinílicos autoadhesivos son más fáciles de instalar, puesto que, por su grosor más delgado, quedan prácticamente a ras del suelo. Esto evita el cepillado o recorte en las puertas y sus marcos.

¿Ya te has decidido por un suelo vinílico de click o autoadhesivo?

Una vez conocidos algunos de los aspectos que debes tener en cuenta para la elección entre suelo vinílico de click o autoadhesivo, ya queda en tu criterio. Puedes contactar con nosotros para una consulta personalizada sin ningún tipo de compromiso.

No obstante, si necesitas más información o asesoría, en IMEC Revestimientos te la podemos dar, ya que contamos con los profesionales más calificados para ayudarte. También contamos con los mejores productos y soluciones para cada espacio.