¿Cómo colocar suelo vinílico?

suelo-vinílico-

¿Cómo colocar suelo vinílico?

¿Pensando en cambiar el suelo de tu hogar u oficina por un PVC? Cuando llevamos a cabo nuestra propia investigación sobre los tipos de materiales disponibles, en lo último en lo que pensamos es en el proceso de instalación, pero, en este post, vamos a darte todas las claves para colocar un suelo vinílico sin problemas.

IMEC Revestimientos cuenta con un amplio catálogo de los mejores componentes del mercado, siendo una de las empresas más reconocidas. Por ello conocen a sus clientes, y saben que una de sus principales dudas reside en el montaje de este tipo de elementos.

¿Qué es el suelo vinílico?

Los suelos vinílicos o PVC son materiales elaborados en base a este último material (PVC: policloruro de vinilo), uno de los plásticos más diversos de la actualidad por su capacidad de adaptarse a cualquier tipo de necesidad o uso.

Se trata de un elemento muy resistente a cualquier temperatura, al agua, y a la facilidad con la que se puede limpiar de cara a su mantenimiento diario, lo que hace que se considere una de las mejores inversiones del sector en los últimos años.

IMEC Pavimentos cuenta con seis tipos diferentes con el objetivo de que estos se adapten dependiendo de nuestras necesidades:

  • El vinilo/PVC heterogéneo compacto y acústico: aislamiento acústico perfecto para los hogares a través de un sistema de clic.
  • El vinilo/PVC homogéneo: gran resistencia, impermeabilidad, higiene y facilidad para su limpieza. Perfecto para clínicas, laboratorios, hospitales…
  • El vinilo/PVC antideslizante: perfecto para talleres, vestuarios, baños o cocinas industriales por su impermeabilidad e higiene.
  • El vinilo/PVC conductivo: diseñado para habitaciones con aparatos sensibles a descargas eléctricas como quirófanos o salas de ordenadores.
  • El vinilo/PVC autoportante: solución perfecta para lugares con suelo técnico como las oficinas.
  • El vinilo/PVC para revestimientos de pared: Apto para cualquier espacio y muy recomendado en sitios que sufran de constante suciedad o golpes, como paredes de colegios, hospitales y cocinas.

Ventajas de colocar suelo vinílico en nuestro hogar u oficina

Como hemos mencionado anteriormente, colocar suelo vinílico o PVC en cualquiera de las estancias que pensemos reformar es una de las recomendaciones más mencionadas por los expertos, ya que este material conlleva una serie de ventajas sobre el resto que lo hacen único en el sector.

suelo-de-vinilo

Precios más económicos del mercado

Este tipo de material no solo cuenta con el respaldo de ser uno de los mejor valorados del mercado, sino que, además, tiene una excelente relación calidad/precio y unos precios adaptados al presupuesto de cada persona.

Antiestáticos e impermeables

Mientras que otro tipo de suelos son incómodos por su gran cantidad de carga estática, los PVC no la producen. Además, se pueden instalar en todo tipo de entornos, incluyendo los húmedos como los baños, pues tienen una importante característica destacable: son impermeables.

Fácil instalación

Colocar suelo vinílico requiere de un sencillo proceso de instalación, ya que su grosos de 2 mm permite recortar con facilidad en las puertas de paso.

Limpieza sencilla

Podemos usar un limpiador normal, y no uno específico, a la hora de la limpieza de nuestro suelo PVC, lo que lo hace un proceso mucho más sencillo. Además, debemos evitar colocar cosas muy calientes sobre el y limpiarlo con productos con disolventes.

¿Cómo se coloca el suelo vinílico o PVC?

Colocar un suelo vinílico o revestimiento de PVC es una tarea que no requiere de grandes obras o un duro trabajo, ya que se puede hacer de manera fácil y en un corto periodo de tiempo si tienes paciencia.

instalar-suelo

El material, en forma de rollo, es autoadhesivo, por lo que solo tendremos que retirar el film protector que lo recubre y pegarlo, poco a poco, a la superficie de nuestro pavimento. Pero, ¿cuáles son los pasos que debemos seguir?

Paso 1: Limpiar y nivelar

Lo primero que debes hacer para colocar un suelo vinílico, es limpiar toda la superficie del suelo; después, si es necesario, aplicar una pasta autonivelante para que el suelo quede bien nivelado.

Tras esto, esperamos a que seque y lijamos la superficie para eliminar las imperfecciones que hayan podido quedar; además, hay que comprobar que las paredes estén a escuadra. Tras esto, mide y marca la “línea maestra” sobre la que vas a seguir el patrón hacia los lados.

Paso 2: Replanteo de los rollos o losetas autoadhesivas

Tanto para el rollo como para las losetas, a la hora de colocar un suelo vinílico debemos comprobar que las paredes estén a escuadra. Tras esto, mide y marca la “línea maestra” sobre la que vas a seguir el patrón hacia los lados.

En el caso de los rollos, cortamos las piezas de la medida que nos pida la habitación dándole una demasía de 10 cm para poder trabajar con comodidad; después, colocamos la primera pieza haciéndola coincidir con la línea maestra que hemos tirado, y, a continuación, colocamos seguidamente el resto de las piezas.

En el caso de las losetas, no haremos nada más hasta el siguiente paso.

Paso 3: Aplicación del adhesivo

En el caso del suelo vinílico en rollo, una vez estirados todas las piezas, levantaremos la mitad de cada una como si de un libro se tratara y aplicaremos el adhesivo al suelo que dejaremos visto; después, esperamos a que se seque, echamos de nuevo las piezas y las repasamos con algún instrumento plano para sacar el aire hacia los lados y repetiremos el proceso con la otra mitad.

Con respecto al suelo vinílico en losetas sin autoadhesivo, simplemente tendremos que aplicar el “pegamento” con una llana dentada al igual que lo hemos hecho con el rollo-

Si, por el contrario, tienes losetas autoadhesivas, en este paso no necesitas hacer nada.

Paso 4: Instalación de las losetas

En el caso del suelo vinílico en losetas sin autoadhesivo, una vez que el pegamento haya tirado (unos 10 minutos), nos dejara ver la línea que hemos trazado y empezaremos pegar la primera línea de losetas para, seguidamente, el resto de las líneas hasta llegar a la última loseta de la pared.

El patrón que sigas en la colocación de una línea con respecto a la otra te dará la estética que quieras: puedes colocarlas a junta perdida, a terciadas, o de muchas otras formas.

Para las losetas autoadhesivas, se seguirán las mismas indicaciones, solo que, en vez de tener el pegamento en el suelo, este estará en la loseta, y simplemente retiraremos la lámina de papel que lleva para protegerlo.

Para la instalación del rollo omitiremos este paso.

Paso 5: Encajar las últimas piezas y recortar

Por último, da igual que las losetas sean o no autoadhesivas al colocar el suelo vinílico, cuando vayas a instalar la última tira, necesitaras cortarla a la medida que nos pida la pared; puedes hacerlo por referencia o colocando la loseta para forzarla contra la pared hasta que se doble y puedas cortarla con una cuchilla de gancho.

En el caso del rollo, al ser continuo, solo tenemos la opción de doblar la parte sobrante contra la pared y cortarla con la cuchilla de gancho.

Y ya tendríamos nuestro suelo vinílico terminado y listo para usar, ya que otra de sus ventajas es que no hay que esperar para poder darle uso, a no ser que se vayan a usar aparatos de mucho peso, en cuyo caso es mejor esperar al día siguiente para hacer uso de ellos.

Factores a tener en cuenta al colocar el suelo vinílico

Antes de llevar a cabo la instalación de nuestro pavimento PVP, es necesario tener en cuenta una serie de factores o elementos esenciales:

  • Este debe ser instalado sobre superficies planas y niveladas, por lo que antes deberás hacer una inspección del estado del terreno.
  • No es necesario quitar el suelo que había anteriormente, mientras este se encuentre en unas condiciones favorables.

Si una de las baldosas de este se encuentra ondulada o tiene un resalto, es mejor proceder a su restauración antes de colocar el vinilo, ya que podría provocar alguna deformación más adelante.

  • Contamos con una instalación sencilla, rápida y barata, por lo que podemos llamar a profesionales para que la lleven a cabo, o seguir nuestros sencillos pasos para hacerlo tú mismo.

¿Dónde se puede colocar el suelo vinílico?

Una de las principales ventajas de este pavimento, es que puedes utilizarlo e instalarlo en cualquier tipo de estancia por su gran versatilidad, ya sea en un hogar, una oficina, o un baño y cocina, los lugares más peligrosos por su alta humedad.

Además, sus diversos estilos decorativos que imitan a otros materiales de construcción como la madera, el hormigón o los multicolores, los hacen estéticamente muy atractivos para combinarlos con distintas opciones.

pavimento-PVC

¿Te has decidido por un suelo vinílico?

Si has llegado hasta aquí, puede que ya cuentes con toda la información necesaria sobre este tipo de material y cómo colocar el suelo vinílico o PVC en tu establecimiento o casa. Pero, si estás interesado en otro tipo de producto o necesitas ayuda de las empresas que trabajan en ello, ponte en contacto con IMEC Revestimientos y te resolveremos todas las dudas.